Ahorro
El ahorro está sustentado con el hecho de que el costo del GLP es bastante inferior al de cualquier gasolina. Incluso que la gasolina de 84 octanos, que por tener plomo y ser altamente contaminante debe ser retirada pronto del mercado; además, los vehículos modernos requieren de gasolina con un mínimo de 90 octanos.Dado que cada galón de GLP debe rendir la misma cantidad de kilómetros que el galón de gasolina, el cálculo comparativo se facilita.

El precio actual de la gasolina, noviembre de 2004, de 97 y 95 oscila entre S/. 15.00 y S/. 14.00, mientras que el GLP esta a S/. 7.00 el galón, por lo tanto el ahorro va entre 50 y 40% menos en precio, hay que tomar en cuenta que el GLP tiene 100 octanos, por ello es mas limpio que cualquier otro combustible.


Carburante
Precio S/.
Diferencia de valor S/.
Diferencia de porcentaje %
GLP
7.00
ahorro
Gasolina 84 oct.
11.27
4.27
37.88%
Gasolina 90 oct.
12.29
5.29
43.04%
Gasolina 95 oct.
15.09
8.09
53.61%
Gasolina 97 oct.
15.95
8.95
56%


Esto quiere decir que usando GLP en lugar de gasolina, se reducirá el gasto operativo del automóvil, o dicho con otras palabras se conseguirá un ahorro de entre 40% y 50% del gasto actual en gasolina.

En el mejor de los casos, si con gasolina se gasta S/. 1,200.00 al mes , con GLP se gastará solo S/. 600.00. Por lo tanto, el ahorro mensual será de S/. 600.00

Adicionalmente, también se consigue un ahorro en el mantenimiento de los vehículos, pues el GLP no tiene azufre ni plomo, ni carboniza el motor, por lo tanto se prolonga el período de uso del aceite lubricante y de las bujías, ya que no se ensucian. El GLP también reduce considerablemente los humos de escape. Debido a su alto octanaje, el GLP no requiere de aditivos, lo que se refleja en una menor cantidad de emisiones contaminantes.

Cabe agregar que el mantenimiento de los equipos se recomienda hacerlo cada 60.000 km., lo que representa un costo muy bajo en relación al gasto del mantenimiento normal del vehículo.

Otro de los beneficios que permite el uso del GLP, es la imposibilidad de ser sustraído del depósito que lo almacena. Esto quiere decir que se elimina la posibilidad de pérdida del carburante, situación muy común con la gasolina en el caso de flotas de vehículos.